Debido a la globalización del mercado y la competitividad existente, es necesario obtener unos productos y/o servicios de mayor calidad para nuestros clientes. Un sistema de calidad, hoy en día, no es un lujo, es una necesidad para asegurar la existencia y crecimiento futuro de la empresa.

Un sistema de gestión de la calidad nos permitirá descubrir como funcionamos, cuales son nuestros puntos fuertes y débiles, detectar dónde podemos mejorar y así incrementar nuestra competitividad y fundamentalmente, establecer una forma única de trabajo mediante la estandarización de los procesos que desarrollamos en la empresa.

Una vez detectados, desarrollados y documentados dichos procesos, cualquier trabajador de la empresa conocerá cuales son las tareas a desarrollar y como ejecutarlas de forma adecuada con lo que conseguiremos un ahorro en costes al eliminar errores o desviaciones, un aumneto de la productividad, una mayor calidad en el producto o servicio que ofrecemos y la satisfacción del cliente (tanto interno como externo).

En definitiva, un sistema de gestión de la calidad es el modo en que una empresa u organización gestiona todas las partes interrelacionadas de su negocio con el objetivo de alcanzar sus objetivos. Estos objetivos pueden tener diversa índole, ya sean alcanzar la excelencia en el producto o en el servicio, la eficiencia a nivel operativo, la preocupación por el medio ambiente o la seguridad y salud en el entorno de trabajo, entre otros.

Por lo tanto, el nivel de complejidad en la implantación de un sistema de gestión de la calidad dependerá de la complejidad de la empresa en la que se implantará y de su contexto.
Algunos de los estándares más populares que podemos implantar en la empresa y que se encuentran recogidos bajo el organismo ISO (International Organization for Standarization) son los siguientes:

  • ISO 9001 Gestión de la Calidad
  • ISO 22000 Gestión de la Seguridad Alimentaria
  • ISO 14001 Gestión Medioambiental
  • ISO 26000 Responsabilidad Social, entre otros

En emc2 calidad podemos ayudarle en la adopción de uno de estos sistemas de gestión de la calidad, ayudándole durante el proceso de implantación del mismo, durante el proceso de certificación y posteriormente, cuando el sistema ya está implantado y funcionando mediante la realización de auditorías para comprobar que el sistema funciona de forma correcta y que la organización cumple con los requisitos establecidos.